“Estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Sobre la Salud mental

¿Qué es la salud mental?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “el estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Y describe la SALUD MENTAL como “un estado de bienestar en el que el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera, y es capaz de realizar una contribución a su comunidad”.

¿Qué es la enfermedad mental?

Una posible definición es “una alteración de tipo emocional, cognitivo y/o del comportamiento en la que quedan afectados procesos psicológicos básicos como la emoción, la motivación, la cognición, la consciencia, la conducta, la percepción, el aprendizaje, el lenguaje, etc., y que dificulta a la persona su adaptación en el entorno cultural y social.”

Existen diferentes clases de enfermedades mentales. Hacemos apunte de las principales:

Trastornos del estado de ánimo

Su principal característica es que afectan a la persona emocionalmente y suponen una alteración del humor. Un ejemplo es el trastorno bipolar, que combina períodos de mucha exaltación (maníacos) con otros de total abatimiento (depresivos). La duración de cada fase varía en cada persona, y se alternan con otros períodos en los que el estado de ánimo se normaliza y los síntomas de la enfermedad desaparecen prácticamente por completo. Los trastornos depresivos son otro tipo de trastornos del estado de ánimo, que presentan síntomas como la tristeza, la desesperanza y la inhibición.

Trastornos de ansiedad

Son trastornos en los cuales predominan el miedo y la inseguridad, y se caracterizan por la anticipación de un futuro peligro o desgracia acompañados de un sentimiento incómodo. Algunos ejemplos son el trastorno de pánico, el trastorno obsesivo-compulsivo, las fobias y el trastorno de estrés postraumático.

Trastornos relacionados con sustancias

Estos incluyen problemas asociados con el abuso de las drogas ilegales o legales. Los síntomas más habituales són cambios en el comportamiento (alteraciones en el hambre o en el sueño, disminución del rendimiento escolar o laboral, falta de motivación…), cambios físicos (pérdida o incremento de peso repentinos, deterioro en el aspecto físico, temblores…) y cambios sociales (cambio de amigos, problemas legales, necesidad de dinero…).

Trastornos psicóticos

Son los conocidos como trastornos de separación de la realidad ya que causan un desprendimiento de la misma (delirios). El ejemplo más notable es la esquizofrenia. La característica principal es que la persona experimenta una grave distorsión entre sus pensamientos y emociones. Es frecuente que escuchen o vean cosas que no existen, se aísle de su entorno, descuide su aspecto, sus quehaceres o crea cosas que no son verdad.

Trastornos de personalidad

Estos trastornos se caracterizan porque la persona presenta una forma de sentir y de comportarse que se aparta mucho de lo que está socialmente aceptado, como pueden ser conductas violentas, inestabilidad o grandes dificultades para relacionarse. Ejemplos de estos trastornos son el trastorno límite de personalidad y el antisocial de la personalidad.

Puede una persona con enfermedad mental hacer una vida normalizada (trabajar, formar una familia, mantener relaciones sociales, etc.)?

Sí. Puede y debería poder hacerla. Puede hacerla porque con el tratamiento médico y farmacológico adecuado y con el entorno social y familiar favorable, una persona con enfermedad mental deja de tener las limitaciones que puede suponer la enfermedad. Y debería poder hacerla porque todos tenemos los mismos derechos a una vida normalizada, aunque con frecuencia los prejuicios que lamentablemente aún existe en la sociedad les impide gozar de todos sus derechos.

Magnitud de los datos

Según la última Encuesta de Salud de Cataluña (2018), el 7,5% de la población de 4 a 14 años tiene probabilidad de padecer un problema de salud mental, sin diferencias según el sexo. Los niños de clase social más desfavorecida (9,2%) y aquellos que tienen progenitores con estudios secundarios (9,4%) tienen una prevalencia más alta de padecer un problema de salud mental que los niños de clase social más favorecida (4,6%) y aquellos progenitores con estudios universitarios (3,6%). De otra parte, y según los últimos datos publicados por la Central de Resultados (2017), una de cada 7 personas atendidas por un centro de salud mental (CSMA) tiene un nivel socioeconómico muy bajo, entendiendo como tal el cumplimiento de alguna de estas condiciones: percepción de una renda mínima de inserción o equivalente, percepción de un subsidio de desocupación o agotamiento del mismo o percepción de una pensión no contributiva. La mitad de los pacientes atendidos por el CSMA presentan diagnósticos correspondientes a personas con trastorno mental grave (51,1%), y una tercera parte són pacientes en condición de complejidad (32,2%), según la Central de Resultados 2017.

En las comarcas de girona, y según los datos registrados en la última memoria anual del Instituto de Asistencia Sanitaria (2019), los ingresos hospitalarios disminuyen en general un 6% respecto del año 2018 y especialmente vinculados a la complejidad en un 14%. En cambio, la actividad comunitaria crece un 6% en la atención de adultos, en un 5% en la atención al abuso de sustancias y un 4% en la atención infantojuvenil. Estos datos son resultado de diferentes mejoras introducidas en la Red de Salud Mental y Adicciones pero sobretodo se deben al incremento de profesionales en los últimos dos años y la puesta en marcha de programas asertivos comunitarios.