Noticias

6 octubre 2020

La atención a la complejidad y el seguimiento individualizado, retos de la atención comunitaria en salud mental

La pandemia de la Covid-19 incrementará las necesidades de salud mental de las personas de todo el mundo, faltando aún cuantificar su magnitud, según la OMS.

En Cataluña, el 7,5% de la población de 4 a 14 años tiene la probabilidad de padecer algún problema de salud mental (ESCA 2018).

La mitad de los pacientes atendidos por los centros de salud mental de adultos en Cataluña presentan diagnósticos correspondientes a personas con trastorno mental grave (51,1%), y una tercera parte son pacientes en condición de complejidad (32,3%), según la Central de Resultados 2017.

En las comarcas de Girona disminuyen un 6% los ingresos hospitalarios en general y un 14% los vinculados a la complejidad. La actividad comunitaria de atención a adultos crece un 6%.

El próximo día 10 de octubre se celebrará el Día Mundial de la Salud Mental, que este año tiene como lema “Salud mental para todo el mundo. Mayor inversión – Mayor acceso. Para cualquier persona, en cualquier lugar”. Hoy, los representantes de las entidades e instituciones gerundenses que encabezan conjuntamente la celebración anual de la jornada en las comarcas de Girona: la Asociación Familia y Salud Mental de Girona y comarcas, la Fundación Drissa, el Instituto de Asistencia Sanitaria (IAS) y Support-Girona han presentado la VI edición que organizan conjuntamente. Estas organizaciones, referentes en los diferentes ámbitos de la atención a la salud mental: apoyo familiar, inserción laboral, atención a la salud y acompañamiento jurídico y social, han hecho suyo el enunciado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para poner el acento en la necesidad de invertir y de avanzar en la atención a la complejidad y el seguimiento individualizado de las personas con un problema de salud mental, allí donde viven, en la comunidad. Los casos de salud mental de alta complejidad son aquellos casos en los que la persona tiene trastornos mentales graves con necesidades complejas de atención sanitaria y social. De hecho, las entidades organizadoras están trabajando con la Generalitat de Cataluña en diferentes grupos para el despliegue del programa interdepartamental de abordaje integral sobre los casos de salud mental de elevada complejidad, cuyo objetivo es conseguir una actuación e inclusión social de estas personas, que viven socialmente estigmatizadas, desvinculadas del sistema y, por tanto, de la atención comunitaria en salud mental y de cualquier tipo de recurso social.

 

Más incidencia en la población más desfavorecida socialmente

Según la última Encuesta de Salud de Cataluña (2018), el 7,5% de la población de 4 a 14 años tiene probabilidad de padecer un problema de salud mental, sin diferencias según el sexo. Los niños de clase social menos favorecida (9,2%) y aquellos que tienen progenitores con estudios secundarios (9,4%) tienen una prevalencia más alta de padecer un problema de salud mental que los niños de clase social favorecida (4,6%) y aquellos con progenitores con estudios universitarios (3,6%).

Por otra parte, y según los últimos datos publicados por la Central de Resultados (2017), una de cada 7 personas atendidas por un centro de salud mental (CSMA) tiene un nivel socioeconómico muy bajo, entendiendo como tal el cumplimiento de alguna de estas condiciones: percepción de una renta mínima de inserción o equivalente, percepción de un subsidio de desocupación o agotamiento del mismo o percepción de una pensión no contributiva. La mitad de los pacientes atendidos por los CSMA presentan diagnósticos correspondientes a personas con trastorno mental grave (51,1%), y una tercera parte son pacientes en condición de complejidad (32,3%), según la Central de Resultados 2017.

Menos ingresos hospitalarios y más actividad comunitaria en las comarcas de Girona

En las comarcas de Girona y según los datos registrados en la última memoria anual del Instituto de Asistencia Sanitaria (2019), los ingresos hospitalarios disminuyen en general un 6% respecto al año 2018 y especialmente los vinculados a la complejidad en un 14%. En cambio, la actividad comunitaria crece un 6% en la atención a los adultos, en un 5% en la atención al abuso de substancias y un 4% en la atención infanto-juvenil. Estos datos son resultado de diferentes mejoras introducidas en la Red de Salud Mental y Adicciones, pero sobretodo se deben al incremento de profesionales en los últimos dos años y la puesta en marcha de programas asertivos comunitarios.

Concretamente, los centros de salud mental de adultos (CSMA) atendieron el año pasado 15.053 personas, cifra que equivale a una prevalencia atendida del 2,59, con un rango que varía según las comarcas, pasando del 4,48 del Ripollès al 1,94 de la Selva interior. La incidencia atendida fue del 0,67 con 3.881 casos nuevos en el conjunto de la demarcación. Del conjunto de personas atendidas en los CSMA, un 59,5% fueron mujeres y un 40,5% hombres, con una mediana de edad de 51 años. Las personas atendidas recibieron un total de 102.047 visitas asistenciales, de las cuales un 3,90% corresponden a primeras visitas. Con respecto a las visitas de seguimiento, el 85,94% del total fueron visitas sucesivas en el lugar donde vive la persona atendida. Con respecto al diagnóstico de mayor frecuencia, un 17,4% por trastornos psicóticos y un 13,2% por trastornos de ansiedad.

También cabe destacar que, durante el año 2019, Support-Girona asumió más de 3 casos nuevos por semana en alguna de las modalidades de acompañamiento, incrementando la modalidad de Asistencia en la cual la persona, normalmente aconsejada por servicios sociales de salud mental o de la comunidad, es la que manifiesta ante el juzgado la voluntad de recibir apoyo en la gestión de sus asuntos.

Cerca del 30% de los menores son tratados por situaciones de malestar

En relación a la atención a salud mental infantil y juvenil, los centros especializados (CSMIJ) atendieron 6.210 personas, número equivalente a una prevalencia atendida del 4,45, con un rango que oscila entre el 18,48 de la comarca del Gironès al 3,23 del Alt Empordà. La incidencia atendida fue del 1,63 que corresponde a 2.276 casos nuevos atendidos al conjunto de las comarcas de Girona. Del total de personas atendidas en los CSMIJ, un 39% fueron niñas y un 61% niños, con una edad media de 14,46 años. Los centros hicieron un total de 35.330 visitas, de los cuales un 6,52% fueron primeras visitas, un 58% visitas sucesivas, un 33% visitas de tratamiento familiar y un 2% visitas a domicilio.

En relación a los diagnósticos, en el caso de menores, el 29% recibió atención por un diagnóstico Código Z, que se refiere a situaciones de malestar por diferentes causas de la propia vida, seguido del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDHA) en un 10%.

Por su parte, los Centros de Atención y Seguimiento a las Drogodependencias (CAS) atendieron el pasado año 4.616 personas, número equivalente a una prevalencia atendida del 0,98, con un rango que va del 0,55 en el caso del Alt Empordà al 1,07 del Ripollès. En cuanto al género, el 76,3% fueron hombres y el 23,7% mujeres, con una media de edad de 43 años. El 29% de las personas atendidas fueron nuevos casos (1.340 personas). El alcohol fue en un 46,7% la adicción que propició el inicio del tratamiento, seguido de la cocaína en un 27,76%, del cannabis en un 12,46%, y la heroína en un 6,86%. Los CAS registraron más de 74.275 visitas, un 5% más que el año 2018 (70.739). Del total de visitas, el 38,98% (28.951) fueron visitas sucesivas, un 38,8% (28.733) fueron control de tóxicos, un 13,33% (9.900) correspondieron a dispensación de metadona y un 4,93% (3.661) a terapias de grupo. Cerca del 4% fueron visitas de acogida o de inicio de tratamiento y primeras visitas (2.941).

 

Crece más del 25% la atención comunitaria de los gestores de casos

Los equipos PSI (Plan de servicios individualizados) son equipos de profesionales, integrados por enfermería, trabajadores y educadores sociales, que trabajan en el lugar de vida de las personas atendidas y adaptan para cada una de ellas los servicios sanitarios y sociales existentes según sus necesidades, y tan cerca como sea posible de su medio natural para alcanzar de este modo una continuidad asistencial. Estos equipos de profesionales especializados en salud mental (gestores de casos) atendieron el pasado año 255 personas, más de un 25% superior al año anterior (2018). Un total de 53 personas fueron atendidas por primera vez. Las personas atendidas necesitaron un total de 7.720 visitas asistenciales de diferente tipo (atención en el hogar, apoyo familiar, etc.). El 75% de estos casos son pacientes considerados de complejidad y según el diagnóstico, más de la mitad responde a un tratamiento psicótico. Sólo un 9,80% de personas atendidas por el programa PSI han ingresado a una unidad de hospitalización durante el 2019. El 75% de casos atendidos por el programa PSI se diagnosticaron de complejidad de salud mental.

 Salud mental para todo el mundo. Mayor inversión – Mayor acceso. Para cualquier persona, en cualquier lugar”.

Según la OMS, cerca de 1.000 millones de personas viven con un trastorno mental, 3 millones de personas mueren cada año por el consumo nocivo de alcohol y una persona se suicida cada 40 segundos. A estos datos generales tenemos que sumar la afectación mundial de la pandemia de la Covid-19 en la salud mental de las personas, con una magnitud aún por cuantificar. Para la OMS, solamente una mayor inversión en los sistemas de salud mental para incrementar recursos accesibles para todo el mundo podrá garantizar el derecho humano que es la salud mental de todas las personas, sea cuál sea su raza, género, condición social o pensamiento.

 

Páginas web

familiaisalutmental.cat

ias.cat

fundaciodrissa.com

suppportgirona.cat

 

Pie de foto
Los representantes de las entidades organizadoras en el Parque Hospitalario Martí i Julià de Salt, con la imagen de la edición 2020.  De izquierda a derecha: la adjunta a la dirección de salud mental del IAS, Margarita de Castro, la directora de la Fundación Drissa, Núria Martínez, el presidente del IAS, Joan Profitós, la presidenta de la Asociación Família y Salud Mental, Maria Combalia, el director de salud mental del IAS, Claudi Camps, y el presidente de Support-Girona, Pere Cornellà.

>> Más noticias
Carrer Santander 1, bajos - 17005 Girona - Tel. 972 24 93 44 - Fax 972 24 93 45 - info@fundaciodrissa.com - Nota legal

Última actualització 22 octubre 2020

sitemap