Noticias

10 febrero 2020

La Foixarda y Drissa impulsan un proyecto para fomentar la educación de las personas con problemas de salud mental

La falta de estudios es junto con el estigma social la causa principal de exclusión laboral en las personas con trastornos mentales, con una tasa de paro superior al 80%

Diferentes informes indican que solamente el 16,81% de las personas con discapacidad tiene estudios superiores y que, de estas, más del 50% provienen de la clase social alta.

La Fundación Drissa, entidad dedicada a la inserción laboral de personas con problemas de salud mental, y La Foixarda, proyecto que fomenta la educación de estas personas para facilitarles, con posterioridad, la inclusión laboral, se han unido para desarrollar conjuntamente este proyecto social bajo el paraguas de la fundación gerundense.

La falta de estudios es, junto con el estigma social de las personas con trastorno mental, la causa principal de la exclusión laboral del colectivo. De acuerdo con el último informe anual del INE El empleo de las personas con discapacidad (2018), la discapacidad por razón de salud mental se mantiene como la discapacidad que menos empleo registra. En el año 2018, solamente un 17,6% de las personas en esta situación trabajaron. Por otra parte, el informe del SEPE El mercado de trabajo de las personas con discapacidad 2019 indica que el 56,86% tiene solamente estudios secundarios y solo el 16,81% del colectivo de personas con discapacidad tiene estudios superiores, y además, de estas el 50% provienen de la clase social alta, y solamente el 11% de la clase baja, según el Informe Via Universitaria 2017-2019, de la Red Vives de Universidades.

Con el objetivo de sumar esfuerzos, la Foixarda, proyecto impulsado por Hugo Rovira, se integra en el equipo de la Fundación Drissa, desde donde se desplegará el proyecto. Según han explicado la gerente de Drissa, Núria Martínez, y el mismo Rovira, “queremos facilitar el acceso a una ocupación laboral al mayor número de personas posible porque tener una actividad y una base económica favorece la recuperación y la inclusión en la sociedad”. “La educación es fundamental para ser competitivo y acceder a ella, lo cual debería proveer la base económica que todo el mundo necesita para vivir con dignidad”, han añadido.

 Apoyo para acabar los estudios

La Foixarda consta de diferentes programas. Por una parte, el proyecto ofrece un programa de apoyo, la finalidad del cual es acompañar las personas con trastornos mentales que estudian o quieren retomar los estudios mediante un plan de acompañamiento personalizado y diferentes formaciones orientados a mejorar una serie de competencias que los ayuden a alcanzar sus objetivos académicos y, por otra, que se ayuden en la doble condición de tener un trastorno mental y ser estudiantes mediante la participación en grupos de ayuda mutua (GAM)

Asimismo, el proyecto contiene una línea de atención a los derechos educativos de los estudiantes con trastornos mentales para que estos derechos sean conocidos y aplicados por los centros docentes a la misma vez que por los propios estudiantes, y poder, así, avanzar académicamente en condiciones de igualdad.

Ayuda en las recaídas

El proyecto también cuenta con un programa de atención educativa hospitalaria para los estudiantes de estudios postobligatorios que, a causa de un trastorno mental, se ven obligados a interrumpirlos, la finalidad del cual es ayudarles a proseguirlos; y con un programa de fomento de la educación dirigido a que los estudiantes y los actores sociales que intervienen en su educación tomen consciencia sobre la conveniencia del logro de un nivel educativo para poder después acceder a un empleo.

El estudiante experto

La Foixarda se completa con dos programas más, uno de mentoría, en el que un ex estudiante con trastorno mental acompaña individualmente al estudiante durante el curso para que su experiencia como persona experta en la doble condición de tener un trastorno mental y ser estudiante le sirve de guía y de ayuda. El segundo programa es un servicio de inclusión, con el objetivo de la inserción laboral a través de las prácticas en el mercado laboral ordinario o en el momento de titularse para que el estudiante tenga la oportunidad de desarrollar una carrera profesional ordinaria.

 El trabajo, herramienta terapéutica elemental en el proceso de rehabilitación psicosocial

La Fundación Drissa nació en el año 1999 impulsada por la empresa pública sanitaria Instituto de Asistencia Sanitaria, que gestiona la Red de Salud Mental y Adicciones de las comarcas gerundenses, en creer firmemente que el trabajo es una herramienta terapéutica elemental en el proceso de rehabilitación psicosocial de las personas que tienen un problema de salud mental. Actualmente, Drissa cuenta con una plantilla de más de 130 trabajadores, de los cuales el 62% son personas con trastorno mental.

Drissa emplea las personas con trastorno mental en el centro especial de trabajo de la entidad, que dispone de cinco líneas principales de negocio: servicios de jardinería y forestal, pintura, limpieza, huerta ecológica y catering, que comercializa bajo la marca Biodrissa, con tiendas en el Mercat del Lleó y Barri Vell de Girona y obrador en Vista Alegre. La entidad dispone de servicio de acogida, de tres servicios prelaborales (Girona, Figueres y Santa Coloma de Farners), de un servicio de formación y de un servicio de acompañamiento a la inserción laboral en el mercado ordinario. La tasa de inserción laboral de la entidad se sitúa en el 35%.

Descarga de fotografía. Autor Fundació Drissa

De izquierda a derecha: Hugo Rovira y Núria Martínez, en la sede de Fundación Drissa.

>> Más noticias
Carrer Santander 1, bajos - 17005 Girona - Tel. 972 24 93 44 - Fax 972 24 93 45 - info@fundaciodrissa.com - Nota legal

Última actualització 22 mayo 2020

sitemap