Noticias

6 Octubre 2017

Con los derechos vulnerados, la Salud Mental no celebra nada

Este sábado cerca de 2 mil personas con problemas de salud mental, sus familias, profesionales y agentes e instituciones implicadas debían reunirse, en esta ocasión, en la ciudad de Girona para celebrar juntos el Día Mundial de la Salud Mental. Este año esto no será posible, las entidades organizadoras (Salud Mental Cataluña, la Asociación Familia y Salud Mental Girona y Comarcas, la Fundación Drissa, el Instituto de Asistencia Sanitaria de Girona y la Fundación Tutelar de las Comarcas de Girona) hemos decidido suspender los actos programados durante toda una semana incluido el acto central previsto para este sábado día 7.

El lema de este año “Salud mental, a la comunidad y en el trabajo” apuesta por la defensa de una sociedad más justa, más inclusiva, que respeta los derechos y la diferencia, generadora de oportunidades para las personas. A raíz de los hechos ocurridos el pasado 1 de octubre en Cataluña, y dada la situación de excepcionalidad que está viviendo nuestro país y su gente, hemos decidido que no podíamos celebrar nada. Hace años que luchamos por la promoción y defensa de los derechos de las personas que sufren problemáticas de salud mental y hoy nos toca revisar la lucha por el respeto a los derechos fundamentales de toda la ciudadanía.

Un día aún no muy lejano, las personas con un problema de salud mental fueron ciudadanos privados de identidad y de palabra. Personas excluidas y recluidas. Sus derechos iban por ramales sinuosos y alejados de los del resto. La historia reciente nos ilustra en conquistas muy significativas para acercarlos a los derechos básicos, como fue la ley Basaglia en la Italia de los años 70, que dictó el cierre de los hospitales psiquiátricos (vigentes aún en algunos territorios de Cataluña) y la prohibición de internar nadie de por vida en contra de su propia voluntad, o la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (2006) de la ONU que va más allá y supone un nuevo marco en relación a la promoción de los derechos, ilusionante y ambicioso, que aún plantea grandes retos a alcanzar.

Herederos, y orgullosos de aquellas conquistas, propugnamos que la defensa de los derechos básicos de las personas con un problema de salud mental, algunos tan básicos como el de decidir sobre el propio proyecto de vida, deben ser un imperativo legal y ético. Lo es por salud, porque cuando las personas ejercen su ciudadanía, su sufrimiento disminuye y hablamos de un apoderamiento mayor, pero también lo es para justicia social, por dignidad y por democracia. Por salud de la democracia.

Estos días, sin embargo, asistimos horrorizados y perplejos a un nuevo escenario donde la sociedad catalana en su conjunto ha sido víctima de una vulneración indiscriminada de algunos de sus derechos más fundamentales. Esta situación de excepcionalidad, pues, nos impide este año encontrarnos con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, un encuentro festivo y reivindicativo que cada año nos sirve, por un lado, para poner en valor la conquista de derechos de las personas en torno a valores como la igualdad de oportunidades, la libertad de expresión y de opinión, el reconocimiento de la diversidad, la salvaguarda de la integridad física y emocional, o la inclusión plena de todas las personas en la comunidad y, por la otra, para señalar carencias, necesidades y retos.

La vulneración de derechos tiene un impacto directo sobre la vida de las personas y sobre su salud, también la mental. Por eso hoy sentimos dolor e impotencia, pero sobre todo mucha tristeza. Los derechos humanos son herramientas de cambio y transformación social y no los podemos dañar. Una sociedad justa y cohesionada es necesario que los defienda y los promueva. Y por eso no podemos celebrar nada. Pero seguiremos luchando testarudos y persistentes contra la vulneración de los derechos y la conquista de la ciudadanía plena.

firma
Comité organizador del Día Mundial de la Salud Mental 2017
(Salud Mental Cataluña, la Asociación Familia y Salud Mental Girona y Comarcas, la Fundación Drissa, el Instituto de Asistencia Sanitaria y la Fundación Tutelar de las Comarcas de Girona)

 

>> Más noticias
Av. Sant Narcís, 22, bajos. 17005 Girona - Tel. 972 24 93 44 - Fax 972 24 93 45 - info@fundaciodrissa.com - Nota legal

Última actualització 18 Enero 2018

sitemap